Curiosamente todos en esta vida conocemos a alguien que ha tenido un amante, o puede que la experiencia venga de primer plano y seas tu quien tenga a esa tercer persona en su vida.

Imagen: Weheartit

En una relación extra marital, todo va de maravilla si existe comunicación y un objetivo entre ambos, ya sea de compartir momentos intensos o también la mezcla de sentimientos. Cuando estos últimos se hacen presente, existe en el fondo de todo amante el querer salir a la luz y demostrar la relación, se vive anhelando un lugar (que por el momento se ve ocupado por la/el esposo/a) y se llega hasta cierto punto a presionar a la pareja para conseguirlo.

Imagen: Weheartit

Mientras sucede esto, muchas mujeres y hombres se ven afectados emocionalmente, más cuando la/el amante es soltero y espera que su pareja deje su relación ‘formal’.

Imagen: Weheartit

Entonces entramos al tema donde existen miles de pretextos, discursos y frases que todo(a) amante ha escuchado decir de esa persona por la cual esperan para formalizar su amor prohibido.

Imagen: Weheartit

”Vivimos juntos, pero ya no existe nada entre nosotros”

”Sólo estamos por los niños, pero ya siento nada por el/ella”

Imagen: Weheartit

”Te juro que dormimos separados por una almohada”

”Ya casi, ayer estuve apunto de decírselo, pero se murió su perra, pobrecita… no quiero que le pase nada también, es la madre/padre de mis hijos”

 

Lo mejor para ambos es ser sincero, si no sienten la seguridad de tomar la decisión de dejar la pareja formal, no engañen al amante, solo por el placer de retener a ambas personas.

Imagen: Weheartit